"La Rivista di Engramma (open access)" ISSN 1826-901X

200 | marzo 2023

97888948401

Que la fête commence

Victoria Cirlot

English abstract | Version angles

Y ¿cómo comienza la fiesta? La fiesta: ruptura de la cotidianidad, lo extraordinario y lo transgresor, el cambio de nivel en el eje cósmico, tan próximo a lo sagrado justamente por lo que se acaba de enumerar. A cele feste que tant coste/Qu’an doit clamer la Pantecoste escribió Chrétien de Troyes al principio del Yvain ou le chevalier au lion, haciendo rimar coste (‘costosa’, por lo espléndida) con Pantecoste (Pentecostés). La celebración de la fiesta en la corte del rey Arturo debía suponer un gran dispendio para cumplir con la cualidad más importante del rey-caballero: la generosidad. Regalos de armas, regalos de joyas, gasto y suntuosidad, una quema de bienes cercana a los arcaicos potlachs de los que nos habló Marcel Mauss, una capacidad de don que no puede estar ausente en la fiesta. En la leyenda del grial es fascinante cómo se hace coincidir la abundancia material con la merveille, asociada a un bien espiritual. En uno de los romans que constituyeron el mito, el grial entró en la fiesta de Pentecostés en la corte del rey Arturo por la puerta del palacio, y en cuanto entró, el palacio se llenó de buenos olores como si todas las especias terrenales se hubieran repartido allí. Y, volando por encima de las mesas, las llenó de abundancia de comida, toda la que desearon los caballeros. Esta aparición del grial conserva todos los rasgos del caldero de la abundancia celta. Más adelante en la novela no tendrá nada que ver con el caldero, porque será el cáliz donde se recogió la sangre de Cristo, hasta llegar a ser una superficie elemental que desencadena la última visión de Galaad. Inefable visión.

Algunos manuscritos de la Queste del saint graal, contienen miniaturas en las que se representa la aparición del grial en la corte de Arturo. En una de ellas (BnF, ms. fr. 120, fol. 524v) los gestos de los personajes, de plegaria, recogimiento, asombro y maravilla, responden al suceso, que naturalmente es la repetición de la llegada del Espíritu Santo en forma de lengua de fuego a la casa donde estaban reunidos los apóstoles con María. No se ha representado ninguna comida ni vajilla alguna, sino que solo destaca el blanco del mantel, con ese vacío central, el lugar sobrenatural donde puede aparecer y moverse el objeto sagrado. El grial está sostenido por dos ángeles y cubierto por una tela transparente que podría aludir a su cualidad diferente de la del resto de la representación, es decir, visionaria. Este manuscrito fue realizado para el gran bibliófilo Jacques de Armagnac (1433-1477), duque de Nemours y nieto del duque Jean de Berry.

English abstract

The party is a break from the everyday, and a chance for extravagance and transgression. In Arthurian legend, the celebration was costly, with gifts of weapons and jewels, and a generous spirit. In the legend of the Holy Grail, the abundance of material goods is associated with spiritual well-being. Some manuscripts of the Queste del saint graal show the appearance of the Grail at Arthur's court, with characters responding in prayer and wonder. The Grail is held by two angels and covered with a transparent cloth, emphasizing its visionary quality.*

*This English abstract was written by ChatGPT and strictly unedited by the editors of this issue.

keywords | celebration; Arthurian legends; Holy Grail.

Per citare questo articolo / To cite this article: V.Cirlot, Que la fête commence. ”La rivista di Engramma” n.200, vol.1, marzo 2023, pp. 253-254 | PDF